Se nos fue una gran persona, Alberto Prado

Valoración del Usuario:  / 1
MaloBueno 

 

Alberto, en el año 2000 en la Feria de Asociaciones, en nuestro Stand.

Sin duda alguna, para mi ha sido  una gran persona. La semana pasada perdimos a Alberto Prado. Para quien no lo conozca, ha sido el Gerente de Servicios Sociales de la Junta de Castilla y León en Salamanca, desde hace 15 años. 

Pero Alberto siempre fue algo mas que un funcionario de los Servicios Sociales. Desde que lo conocí, siempre su trato fue exquisito, con todas las personas que le tratábamos  fuese de la Asociación que fuese. 

Alberto era una persona educada, amable, que tenía abierta a puerta de su despacho para todos, fuese a la hora que fuese. Sin duda, fue uno de los escasos políticos que se ganó su sueldo de verdad.

Siempre estaba atento a cualquier petición, a cualquier sugerencia que se le hiciese.  Atendía cualquier petición de los mayores, de las asociaciones, para contar con su presencia en los múltiples actos que se organizan. Estuvo con nosotros siempre que se le solicitó, en las entregas de premios de nuestro Concurso, en las Ferias, en la inauguración de nuestro Centro Integral de Servicios, etc.

Tuve la suerte de coincidir mucho con él, pues su casa se encontraba muy cerca de nuestra sede y fueron muchas las mañanas que coincidimos. Siempre con un gesto amable, una charla sobre la situación por la que pasábamos,un chascarrillo... 

Una de las cosas que más le envidiaba, aparte de sus maneras y su porte de caballero, era la facilidad que tenía para atraer a los más pequeños. Ni el mas rabietas se le resistía. Con sus maneras conseguía atraerlos y ganarse su confianza. Era un don, sin duda alguna

Ha supuesto una gran perdida para todos nosotros, para sus compañeros en la Gerencia, como Chani, Mila, y por supuesto para Mª José y toda su familia.

En los últimos tiempos, su cara demostraba su frustación, por no poder atender todas las necesidades pendientes, pero los recortes que han llegado a todas partes, e impedían cumplir su labor como él hubiese deseado.

Espero que volvamos a encontrarnos algún día en nuestro camino, porque merecería la pena. De todo corazón.

 

Durante una entrega de premios de nuestro Concurso.

 

En la inauguración de nuestro Centro de Servicios.

 

En una de las últimas ediciones de la Carrera de AVIVA, al acabar el recorrido.

 

 

Share

Información adicional