La dieta mediterránea es benéfica para prevenir el riesgo de demencia

Valoración del Usuario:  / 2
MaloBueno 

Según la investigación realizada por la Universidad de la Escuela de Medicina de Exeter (Reino Unido)

se concluye que las personas que son grandes consumidoras de alimentos característicos de la dieta mediterránea como frutas y verduras frescas, frutas secas, pescado y aceite de oliva tienen un menor riesgo de enfermedades relacionadas con la edad, como el Alzheimer.

Se trata de la primera revisión sistemática de estudios anteriores que intentan desentrañar los beneficios de la dieta para el cerebro. Este estudio se presenta después de una investigación presentada el mes pasado que demostró que la misma dieta podría ayudar a contrarrestar el riesgo genético de accidentes cerebrovasculares.

El equipo, apoyado por el Instituto Nacional de Colaboración para la Investigación de la Salud de Liderazgo en Investigación Aplicada a la Salud y Atención, analizó 12 grupos poblacionales, 11 estudios observacionales y un ensayo controlado aleatorio. En nueve de los 12 grupos, una mayor adherencia a una dieta mediterránea se asoció con una mejor función cognitiva, menores tasas de disminución cognitiva y un riesgo reducido de enfermedad de Alzheimer. Sin embargo, esto no sucedió así con los resultados del grupo de deterioro cognitivo leve – la etapa previa antes de la enfermedad de Alzheimer u otra demencia – donde los datos fueron inconsistentes.

La investigadora principal Iliana Lourida dice que la comida mediterránea es deliciosa y nutritiva. Además esta revisión sistemática demuestra que puede ayudar a proteger el envejecimiento del cerebro al reducir el riesgo de demencia.

Este estudio también pone de manifiesto las múltiples inconsistencias en la literatura científica relacionada con la dieta y el envejecimiento del cerebro; es por ello que se necesita más investigación, especialmente para aclarar la asociación con deterioro cognitivo leve y demencia vascular. También es importante señalar que, si bien los estudios observacionales proveen evidencia sugestiva, ahora necesitamos estudios aleatorizados y controlados para confirmar si la adherencia a una dieta mediterránea protege, o no, contra la demencia.

 

 

Share