Semana de respiro vacacional en Torremolinos

Valoración del Usuario:  / 2
MaloBueno 

Es el

Es el segundo año consecutivo que desde ALCER Salamanca organizamos este programa. Se ha llevado a cabo del 21 al 28 de septiembre.

 

Hemos asistido 39 personas, 8 en programa de diálisis, 6 trasplantados y los demás, familiares y socios.

La experiencia de este programa, que llevamos realizando dos años, ha sido muy positiva. Hemos compartido experiencias y vivido muchas cosas juntas.

Nos hemos dializado en el Centro de Torremolinos, a  las 19 h. Coincidimos en el mismo turno con un grupo de daneses. El primer día, como es normal, íbamos un poco nerviosos pero el personal sanitario, con su profesionalidad y amabilidad nos hicieron sentir como en casa.

 

No hemos dejado ni un día de ir a la playa. El agua estaba fría, solo los más valientes se  atrevieron a meterse en el mar. Hemos  caminado por la arena, tomado el sol y nos  hemos traído para Castilla   los azules del mar.

Realizamos dos excursiones: Una a las cuevas de Nerja y Frigiliana y otra a Málaga. Madrugábamos y siempre volvíamos a comer al hotel.

Las cuevas de Nerja, una maravilla de la naturaleza,  conocida como la Catedral Natural de la Costa del Sol. La visita la hicimos con  un guía que nos explico el origen, cómo y cuando se descubrieron estas cuevas y nos adentramos en las profundidades, visitando la sala de Belén, la de los fantasmas, la sala del ballet, la sala del Cataclismo donde se encuentra la columna de 70 m. de altura.  Y como no podía faltar, antes de finalizar la visita,  jugamos con el guía  a desarrollar la imaginación y descubrir las formas tan originales que durante años han formado las estalactitas y estalagmitas. Y subimos y bajamos  como unos auténticos héroes los 400 escalones.  

Cerca de Nerja, Frigiliana. No podíamos dejar de visitar  este pueblo típico andaluz de montaña que mira al mar. Damos  un paseo en el tren turístico por la parte nueva. También a pie recorrimos  el casco antiguo, sus callejuelas donde se conservan los vestigios de las tres culturas. Como no, compramos miel. En este pueblo se encuentra la única fábrica de miel de caña de España.

La otra excursión la realizamos a Málaga donde paseamos por la calle Larios. Al final, en la plaza de la Constitución, nos espera el guía de la Asociación Cultural Segrí con el que recorrimos las calles de Málaga  disfrutando de tanta cultura. En la Alcazaba, palacio fortaleza de la época musulmana, nos espera otro guía de la misma asociación. Descubrimos rincones, fuentes, estanques, historias, que nos trasladan a otros tiempos  a llenarnos de magia.

 

 

En Torremolinos visitamos el Molino de Inca. Es un jardín botánico, un autentico oasis, recorrimos sus paseos y nos encontramos con una placa de agradecimiento a los donantes de órganos. También hay un molino original reconstruido al que vimos funcionar.

 

 

También para despedirnos una noche visitamos Puerto Marina en Benalmádena.

Se nos han hecho cortos estos siete días. Ya estamos pensando en repetir el año que viene, quien sabe si al mismo sitio o  buscaremos nuevos lugares. Lo cierto es que hemos vuelto con las pilas puestas para pasar el duro invierno castellano.

 

 

 

 

 

 

Share

Información adicional