Portada

VENANCIO BLANCO: DIVERTIMENTOS DE TALLER

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 

 

Muy curiosa y sorprendente la visita cultural que hicimos a la exposición: “Venancio Blanco. Divertimentos de taller”. El resultado que allí vimos es un juego y un aprendizaje que no responde a una disciplina concreta, pero donde se hace patente la inquietud del artista.

 

 

No responden a ningún encargo, surgen solas en el día a día del taller. Venancio siempre dice que las obras están ahí, en la naturaleza, en la vida, y el artista tiene la misión de descubrirlas y darles forma. Las hay nacidas de la casualidad y de la espontaneidad. En estos divertimentos encontramos asimismo, dibujos rápidos que Venancio hace en cualquier material que esté a su alcance en el taller, ya sea una caja de cartón, una tablilla, un sobre viejo…

Divertimentos y a la vez auténticas obras maestras son aquellas esculturas de pequeño formato que Venancio inventa cada día en el rincón de la cera de su taller, esculturas que surgen de jugar superponiendo volúmenes, planchas de cera que se transforman en maternidades, toros, coches, caballos o pequeños caprichos…

 

  A menudo Venancio resalta la importancia  del trabajo artesanal: la ebanistería, la    hojalatería, o la forja, por ejemplo, que    fueron los primeros oficios que le atrajeron    siendo niño. Venancio, en definitiva, conjuga  a la perfección el “taller del artesano” con el    estudio del artista…

 

  

 

  

Share

Información adicional